• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
976 351 679

Carpintería aluminio y PVC

Ventanas

a experiencia de nuestra empresa Persianas Moncayo S.L. unida a la de nuestros proveedores, especialistas en la extrusión de perfilería de aluminio y en la fabricación del PVC, garantizan productos de máxima calidad para una prolongada duración en el tiempo.
A la hora de realizar la elección de nuestras ventanas tenemos que tener en cuenta el tipo de apertura más adecuado a nuestras necesidades, el material a elegir y el tipo de vidrio.

Sistemas de apertura:

Cubrimos la práctica totalidad de los sistemas de aperturas posibles, y, para ello, utilizamos los mejores y más modernos herrajes disponibles en el mercado actual.


Persianas Moncayo S.L. ventana de aluminio

  • Ventana practicable
    • Sistema clásico y sencillo de apertura disponible para todos los tipos de ventanas y puertas de aluminio y PVC.
    • Ideal para cualquier estancia.
    • Disponible con dos bisagras por hoja y tres en puertas balconeras.

  • Ventana abatible
    • El sistema de ventana abatible es una apertura de eje horizontal.
    • La apertura de las ventanas abatibles son limitadas por dos compases laterales regulables y fácilmente extraíbles para una limpieza exterior fácil y cómoda.
    • Sistema exclusivo para ventanas.
    • Ideal para ventanas colocadas en altura.
    • Ofrece la posibilidad de realizar aperturas a distancia mediante sistemas de cuerda, engranajes y motores.

  • Ventana oscilobatiente
    • Sistema de apertura que combina la apertura practicable clásica de siempre junto a una apertura abatible superior de eje horizontal. Ideal para estancias con mucha necesidad de ventilación.
    • Ofrece la posibilidad de ventilar la habitación evitando grandes molestias de aire o lluvia.
    • La limitación de la apertura depende exclusivamente de anchura de la ventana.
    • El sistema de apertura oscilobatiente es válido tanto para puertas como para ventanas. No se puede utilizar en sistemas con cerradura.

  • Ventana corredera
    • Sistema de apertura corredera formado por dos o más hojas entrecruzadas entres sí que ofrecen una apertura limitada sin posibilidad de apertura total.
    • Es válido tanto para puertas como ventanas.
    • Recomendado para estancias con poco espacio interior.
    • No ofrece un aislamiento completo y no recomendable para puertas con cerradura.
    • Ideal para cerramientos exteriores y puertas y ventanas de grandes dimensiones.

  • Puerta osciloparalela  
  • Sistema moderno de apertura que combina la apertura abatible junto a la apertura corredera.
  • Gracias a un complejo y moderno sistema de engranajes semiatomático, junto con una guía exterior e inferior, la puerta se desplaza al interior del hueco y se desliza por delante del paño fijo.
  • Es fundamental que el herraje sea semiautomático para ofrecer un correcto funcionamiento.
  • A diferencia de las puertas correderas, las puertas osciloparalelas son totalmente estancas.
  • Ideal para estancias poco espaciosas y, a la vez, necesitadas de un buen aislamiento térmico y acústico.
  • Elegante y funcional, precisa de un buen cuidado y mantenimiento.

El sistema de puerta plegable consiste en colocar unas guías muy similares a las puertas osciloparalelas que permiten el deslizamiento de las hojas por el interior de la ventana hacia uno de los laterales mientras las hojas se van plegando una contra otra.

Es ideal para espacios de ocio, porches y terrazas y son totalmente estancas.



Durabilidad, fácil manejo y escaso mantenimiento son algunas de las múltiples características de los productos fabricados con aluminio, un material que proporciona a la carpintería un verdadero valor añadido, posicionándose como una interesante alternativa en el conjunto de opciones disponibles.


  • Ventanas de aluminio
    • En el sector de los cerramientos metálicos se denomina perfil a las barras de aluminio con las que se fabrican las puertas y ventanas.
    • Es característico de estas barras el contorno que se observa al mirar de frente el corte en los extremos y es el dibujo de este contorno lo que identifica técnicamente al perfil.
Nosotros trabajamos con múltiples tipos de perfiles, desde los simples sin rotura de puente térmico a perfiles de rotura de la máxima calidad.

Entre la perfilería de rotura de puente térmico más habitual y de mayores prestaciones en cuanto a ventanas de apertura practicable se encuentran las siguientes series:

Perfil de 62 mm de hoja y 55 mm de marco

Características:
  • Marco de 55 mm y hoja de 62 mm con barreta aislante de 24,8 mm.
  • Espesor medio general de 1,3 mm.
  • Los espesores máximos posibles de vidrio son de 40 m.
Aperturas:
  • Correderas de 2, 3 y 4 hojas.
  • Marcos fijos.
  • Conjuntos de ventanas con fijos adyacentes.
Perfil de 76 mm de hoja

Para mayor información sobre perfilería, no dude en contactar con nosotros.


Limpieza
  • Utilice un paño humedecido únicamente con agua. No emplee productos de limpieza abrasivos ni disolventes.
  • Cristales: Emplee un paño de algodón humedecido con agua o con algún limpiacristales de su confianza. A continuación pase un segundo paño para secarlos.
Bisagras y mecanismos móviles
  • Si observa que las distintas aperturas ofrecen cierta resistencia o que producen ruidos, aplique unas gotas de aceite de engrasar en las junturas de los elementos móviles. Abra y cierre la ventana varias veces para que el aceite se distribuya uniformemente.
  • En ningún caso debe aplicar aceites o sprays de los denominados “desatascadores”. Son corrosivos y deterioran las partes metálicas.
Gomas
  • Es recomendable que una vez al año aplique una capa de aceite protector a las gomas de sus ventanas y puertas. Esto evitará que se resequen por efecto del sol y el aire. Emplee un paño realizando una leve fricción a lo largo de las gomas.
Conservación
  • Para mantener en perfecto estado sus ventanas evite los golpes y las rozaduras. Si observa alguna anomalía en la superficie o en los mecanismos, no intente forzarlos, llame a su instalador. Este dispone de las herramientas adecuadas para manipular los cerramientos.
  • No aplique fuentes de calor ni eléctricas sobre las superficies.


Las ventanas de PVC son perfectas para conseguir el mayor aislamiento térmico y acústico. Gracias a su nula conductividad las ventanas de PVC consiguen unos coeficientes de transmisión térmica muy inferiores respecto a otros tipos de materiales. Son más aislantes.

Ventanas de PVC

El excelente aislamiento térmico de las ventanas fabricadas en PVC hace que la temperatura en la vivienda sea siempre confortable. Con una profundidad constructiva de 70/88 mm, las ventanas que comercializamos mantienen el frío, las corrientes de aire, el polvo y la humedad fuera de la casa.

Adicionalmente, las cinco cámaras de aire forman una barrera entre las bajas temperaturas exteriores y el interior de la vivienda, favoreciendo un clima confortable. La combinación de estos perfiles, con un coeficiente de transmitancia térmica (Uf) de 1,4 W/m2K, con vidrios con cámara, da como resultado un excelente aislamiento térmico.
  • Gran variedad de acabados.
  • Sistema de perfiles de 70 mm, 80 mm o triple junta.
  • Máximo aislamiento térmico y acústico.
  • Posibilidad de elección de vidrios.
  • Herrajes especiales contra robo.
  • Perfil clásico o cantos redondeados que se integran en el espacio arquitectónico.
  • De fácil manejo e instalación.
  • Alta durabilidad.
  • Eficientes, ecológicas y económicas.
No lo dude, consulte nuestras ofertas en ventanas de PVC.


Limpieza
  • Mediante agua con detergente no alcalino, aplicándolo con un trapo suave o una esponja que no raye. Deberá enjuagarse con agua abundante y secar con un paño.
  • No emplear abrasivos, disolventes clorados, acetona, alcohol u otros productos susceptibles de atacar la carpintería.
  • Cristales: Emplee un paño de algodón humedecido con agua o con algún limpiacristales de su confianza. A continuación pase un segundo paño para secarlos.
Bisagras y mecanismos móviles

Comprobación todos los años del correcto funcionamiento de los mecanismos de cierre y de maniobra. Si las ventanas no cierran bien, los herrajes pueden ser ajustados. Sin embargo, es conveniente que esta operación la lleve a cabo un especialista. No dude en llamar a su proveedor. En ningún caso debe usted encajar cuñas de madera o cualquier otra cosa para impedir que se abran, ya que esto podría causar serios deterioros de la ventana.

Si observa que las distintas aperturas ofrecen cierta resistencia o que producen ruidos, aplique unas gotas de aceite de engrasar en las junturas de lo elementos móviles. Abra y cierre la ventana varias veces para que el aceite se distribuya uniformemente.

En ningún caso debe aplicar aceites o sprays de los denominados "desatascadores". Son corrosivos y deterioran las partes metálicas.

Juntas de estanqueidad

Es recomendable que una vez al año aplique una capa de aceite protector a las gomas de sus ventanas y puertas. Esto evitará que se resequen por efecto del sol y el aire. Emplee un paño realizando una leve fricción a lo largo de las todas las gomas.

Herrajes

Al menos, una vez al año se deben engrasar los herrajes, en lo puntos de roce y desgaste, sobre todo en ventanas situadas en zonas costeras o ambientes salinos, ventanas situadas en zonas con polución y ventanas sin uso continuado.

Este engrase debe realizarse con vaselina técnica o grasa líquida. No engrasar con aceites antioxidantes, ya que son aceites corrosivos.

Para mantener en perfecto estado sus ventanas evite los golpes y las rozaduras. Si observa alguna anomalía en la superficie o en los mecanismos, no intente forzarlos, llame a su instalador. Este dispone de las herramientas adecuadas para manipular los cerramientos.

No aplique fuentes de calor ni eléctricas sobre las superficies.

¿Cuál de las dos opciones es mejor?

¿Ventanas de aluminio o de PVC?


Elegir entre una ventana de PVC o aluminio es, a veces, tarea ardua para quien no conoce las características de ambas.

Desde nuestra experiencia profesional, vamos a intentar mostrarles las diferencias, que a nuestro entender existen entre una ventana de aluminio y una de PVC para ayudarles a decidir:

1. Gracias a los más amplios avances tecnológicos y a su ligereza, el aluminio permite la adaptación rápida y sencilla a cualquier tipo de obra y responde a cualquier tipo de necesidad arquitectónica.

2. Una vez instalada, la ventana de aluminio carece de mantenimiento, ya que no atrae la suciedad gracias a sus acabados lacados. El rozamiento de los herrajes es dócil y suave, por lo que las averías por un incorrecto uso son mínimas.

3. Gracias al proceso de anodizado garantiza la correcta adherencia de la pintura e impide la corrosión parcial o total de la perfilería. Así, es más duradera, no se deteriora ni se deforma.

4. Son una garantía contra la humedad, el sol y cualquier incidencia meteorológica. Soporta la radiación solar.

5. Las ventanas de aluminio no son inflamables. En caso de incendio no desprende sustancias nocivas para la salud.

6. El aluminio es ecológico. Respeta el medio ambiente. Para su formación precisa de un bajo coste energético, no es tóxico y es reciclable.

7. Las ventanas de aluminio se adecuan fácilmente a cualquier tipo de espesor de vidrio, pudiendo así ofrecer un aislamiento térmico y acústico adecuado a las necesidades de cada hogar o local. Logra así adaptarse a cualquier requisito legal.

8. Las ventanas de aluminio permiten cualquier tipo de acabado lacado. Se puede colorar en cualquier acabado de la carta RAL y en imitaciones a madera casi perfecta.

9. Ventajas de las ventanas de aluminio de rotura de puente térmico.


El aluminio, al ser metal, es conductor y por tanto una ventana de aluminio de perfil normal, por muy bien colocada y sellada que esté, el mismo perfil transfiere la sensación de frío (en invierno) y calor (verano) de la parte exterior hacia dentro. También puede producir el efecto de “llorar”, o se transmite la humedad del exterior hacia el interior por condensación.

Para evitar estas cuestiones, las ventanas con perfil con rotura de puente térmico disponen de una poliamida rígida interior (poliamida 6.6 reforzadas con un 25% de fibra de vidrio, uno de los pocos productos termoplásticos autorizados por la normativa europea UNE-EN 14024), que separa el perfil en dos partes, aislando la parte exterior de la interior y evitando así la transmisión de temperatura.

Dicha poliamida (que no es más que un plástico rígido) al no ser conductor, es la solución perfecta para que el aluminio sea un aislante perfecto, manteniendo así sus cualidades y características propias, como su estética y diseño, uniéndolas al aislamiento.

En definitiva este tipo de carpinterías exteriores se componen de dos piezas de aluminio unidas entre si, por un material aislante con lo cual, existe un aislamiento muy importante entre la parte de la ventana en contacto con el exterior y la parte de la ventana interior, lo que conlleva a un ahorro importantísimo tanto de calefacción en invierno como de climatización en verano.

Una buena rotura de puente térmico debe ser perimetral, es decir, en todos los lados de la ventana, tanto en el marco como en las hojas.

Estas características aislantes, unidas a un buen acristalamiento, nos confieren la solución perfecta para un ahorro considerable de gasto energético.

El ahorro de energía. La legislación es cada vez más estricta en materia de eficiencia energética de los edificios. El objetivo es reducir la emisión de CO2.

La limitación de la condensación intersticial. En climas fríos cuando la temperatura exterior es muy baja y en el interior hay humedad relativa elevada, se da el fenómeno de la condensación sobre los perfiles interiores. Ello es debido a que la temperatura del perfil interior está por debajo del punto de rocío. Con la rotura del puente térmico se consigue elevar la temperatura superficial del perfil interior, en consecuencia se restringe la aparición del rocío.

La posibilidad de tener perfiles bicolores. El uso de las varillas permite la utilización de perfiles de aluminio de distinto color en las caras interior y exterior de la ventana.

El cumplimiento, no solo del Protocolo de Kyoto, también del Código Técnico de la Edificación (en España) que obliga a que los cerramientos de aluminio sean con rotura de puente térmico en un 80% de la geografía española.


1. Las ventanas de PVC son perfectas para conseguir el mayor aislamiento térmico y acústico. Gracias a su nula conductividad las ventanas de PVC consiguen unos coeficientes de transmisión térmica muy inferiores respecto a otros tipos de materiales, son más aislantes.

2. Las ventanas de PVC son ignífugas; resisten ante los incendios más agresivos sin deformarse. El PVC es difícilmente inflamable. Debido a su composición formada por petróleo y cloro no propaga el fuego, eliminando así el mito antiecológico y tóxico de las ventanas de PVC. Las ventanas de PVC no son una amenaza ni para el medio ambiente ni para la salud de las personas, sino todo lo contrario.

3. Las ventanas de PVC poseen una gran variedad de diseños, por lo que son adaptables a cualquier tipo de obra.

4. La duración media de las ventanas de PVC ronda los 35-45 años y no requieren prácticamente nada de mantenimiento.

5. Por regla general, las ventanas de PVC son fabricadas casi íntegramente por maquinaria de última generación, evitando así, en la medida de lo posible, cualquier tipo de error humano que reduzca la calidad de las mismas.

6. Junto a un acristalamiento eficaz consigue los mejores resultados en cuanto a aislamiento acústico con una reducción de ruido casi insuperable, incluso por encima de los 45 decibelios.

7. Es un material cálido. Evita por completo los problemas de condensación en sus perfiles. Si una ventana de PVC condesa, este fenómeno se produce en el vidrio y no en la perfilería.

8. Las ventanas de PVC son muy fáciles de limpiar, simplemente con agua y jabón.

9. No se oxidan a pesar de que pueda producirse algún golpe o arañazo.


Conclusiones:

La experiencia nos dice que las ventanas de aluminio no tienen límites de formas y colores, dilatan menos que las de PVC, por lo que son ideales para puertas de entrada con cerraduras. Al ser más ligero que el PVC, permite el mejor funcionamiento de bisagras y muelles en puertas de grandes dimensiones.

Los perfiles de aluminio con rotura de puente térmico han conseguido que las ventanas realizadas en este material posean un alto nivel de aislamiento, de otra manera se conduciría el frío y el calor del exterior al interior.

Las ventanas de PVC ofrecen mejor aislamiento térmico y acústico respecto a una ventana de aluminio, aunque en determinados colores puede encarecer mucho el producto.


La combinación de perfil y el vidrio es la que nos da la capacidad de aislamiento de la ventana. Por eso es importante elegir un vidrio de calidad que aproveche las prestaciones de los perfiles. Es fundamental elegir un grosor de vidrio adecuado.

Respecto al aislamiento térmico:
  • Debe evitar la pérdidas térmicas a través de la superficie acristalada.
  • Debe proteger de los rayos solares.
Respecto al aislamiento acústico:
  • Debe reducir lo máximo posible el ruido del exterior.
Otros requisitos importantes:
  • Debe ser resistente a los agentes externos.
  • Debe ser seguro y ofrecer una protección eficaz frente a agresiones externas como actos vandálicos o robos.
A través del vidrio se produce una transferencia de energía debido a la diferencia de temperaturas existente entre el interior y el exterior de la vivienda. Para mejorar el aislamiento térmico de los vidrios (U), se fabrican vidrios con cámaras de aire intermedias conocidos como acristalamientos aislantes térmicos (AAT). Estos están constituidos por dos vidrios, un espaciador metálico que marca el espesor de la cámara y un doble sellado con butilo y polisulfuro (o silicona).

Un vidrio con un factor U bajo reduce las pérdidas de energía, lo que supone un considerable ahorro de calefacción en invierno y aire acondicionado en verano. Así por ejemplo, para un vidrio monolítico de 6 mm, el valor U es de 5,7 W/m2 K, mientras que para un doble acristalamiento 4/16/4 este valor se reduce hasta 2,7 W/m2 K.

Si queremos mejorar el aislamiento, hay que utilizar vidrios tratados con capas de baja emisividad, denominados acristalamiento térmico reforzado (ATR), o sustituir el aire de los dobles acristalamientos por un gas pesado, normalmente argón.

Otro aspecto relativo al aislamiento térmico en los vidrios, es la protección frente a los rayos solares.

Cuando los rayos solares inciden sobre un acristalamiento (Ig), una parte se refleja (R), una parte es absorbida (A) y otra es transmitida al interior.

El factor solar (g) de un acristalamiento es la relación entre la energía total que entra a través del acristalamiento y la energía que incide sobre el mismo. La energía solar que entra en la estancia cerrada a través del vidrio, es absorbida por las paredes y objetos interiores, que al calentarse, emiten calor con el consiguiente calentamiento de la estancia. Este es el llamado "efecto invernadero". Cuanto menor sea este coeficiente, menor será la energía que entra al interior. Existen vidrios de control solar que reducen el paso de la energía solar a interior.

Para mejorar el factor solar se utilizan vidrios coloreados o con tratamientos mediante capas metálicas o de sílice.

Los vidrios con factor solar reducido consiguen un efecto cortina al impedir que los rayos solares entren en la habitación, evitando incrementar la temperatura de esta por el llamado "efecto invernadero".

Para reducir la transmisión por radiación solar y la debida a la transmisión térmica existen en el mercado multitud de vidrios que mediante la combinación de tratamientos superficiales en el vidrio y/o cámaras de aire o gas, consiguen reducir la transmisión térmica, y por consiguiente las pérdidas de energía.


Otro factor importante a la hora de elegir un vidrio es el aislamiento acústico que nos ofrece. La transmisión de un sonido aéreo a través del vidrio depende de:

Su masa y su rigidez, es decir, de su espesor. Cada metro cuadrado de vidrio y por cada milímetro de espesor el vidrio pesa 2,5 kg. Luego, cuanto mayor sea el espesor del vidrio, mayor será su peso y como consecuencia este nos proporcionará un aislamiento acústico mayor.

De su modo de fijación: rígida o flotante a la carpintería. Cuanto mayor sea la independencia del vidrio con la carpintería, menos entrará en vibración y más aislará acústicamente. Es decir, tener un vidrio grueso es una condición necesaria, pero no suficiente para tener un buen aislamiento acústico. Por ello es muy importante que la fijación del vidrio a la carpintería sea lo más flotante posible. Esto se logra mediante la fijación del vidrio al bastidor de la ventana por mediante juntas de acristalamiento y calzos de plástico.

Como regla general, tenemos que saber que:

"El aislamiento acústico de un vidrio no depende de que lleve cámara de aire, o del espesor de ésta, sino del espesor de los vidrios. El aislamiento acústico también depende del tratamiento de los mismos y de la posible inclusión de gases pesados en la cámara de aire."

Un vidrio 4/16/6 bajo emisivo es lo que sugerimos en Persianas Moncayo S.L. para lograr un buen aislamiento térmico y acústico. Pero cada vivienda tiene sus necesidades y por eso recomendamos consultarnos para encontrar la solución que usted necesita.
  • Con cámara
Espesor recomendado.
  • 4/6 - 16 - 4 mm.

Formado por 2 piezas de vidrio (de 12-16 mm de grosor) separadas por una cámara de aire que aumenta el aislamiento térmico. El mayor espesor de uno de los vidrios mejora el aislamiento acústico (mín. 6 mm)
  • Sencillos o monolíticos
Espesor recomendado.
4 mm.

Estos vidrios se instalan en ventanas de menor calidad o correderas tradicionales y no se recomiendan en las ventanas con perfiles de aluminio de rotura de puente térmico ni ventanas de PVC.
  • Laminados o de seguridad
Espesor recomendado.
4+4 - 12 - 4 mm.

Resultado de la unión de 2 o más placas de vidrio, intercalando entre ellas una o más láminas de polivinilo butiral de 1 mm que refuerza la resistencia del vidrio. La unión de varios vidrios, crea vidrios de seguridad.
  • Con tratamiento acústico
Espesor recomendado.
4+4 - 12 - 6 mm.

El uso de un polivinil butiral acústico hace que a las propiedades de seguridad de los vidrios laminares le sumemos reducción acústica. Indicado cuando el entorno de la vivienda es ruidoso o el confort acústico exigido es elevado.
  • Bajo emisivo
Espesor recomendado:
4 - 12/16 - 4 mm,

Los vidrios de capa de baja emisividad se fundamentan en la reducción de la emisividad de la superficie del vidrio en un doble acristalamiento por medio de capas con contenido de plata, que es el que tiene menos emisividad de todos los metales.
  • Con filtro Solar
Espesor recomendado
4 - 12/16 - 4 mm.

Evita el calentamiento y minimizar los gastos de aire acondicionado. Filtra los rayos solares según su longitud de onda. La radiación calorífica se refleja, mientras que la luz natural penetra en los edificios sin apenas obstrucción.

Valores térmicos y acústicos de los vidrios más habituales

*Los valores térmicos entre paréntesis, so para vidrios ATR formados por un vidrio normal y uno de baja emisividad. El valor U obtenido para estos vidrios es para una capa con tratamiento є entre 0,03 < є ≤ 0,1.



El sistema de cortinas de cristal le aportará infinidad de ventajas, hará su vida más cómoda y conseguirá mas espacio en su hogar.

Abra su terraza al buen tiempo y protéjala de la suciedad, el viento y el frío cuando usted quiera.

Apertura deslizante y plegable

Con nuestras cortinas de vidrio conseguirá obtener dos sistemas de apertura en un sólo cierre.

Gracias a este moderno sistema podemos deslizar las hojas de vidrio sin marcos por el carril del mismo y plegarlas todas en lateral ocupando el mínimo espacio y garantizando la casi total apertura del sierre

Especialmente recomendado para cerramientos exteriores, terrazas, balcones y porches que no requieren un aislamiento grande.

Ventajas
  • Limpieza.
La facilidad de limpiar todas las hojas de vidrio (ambas caras) desde el interior de la vivienda.

Su terraza estará siempre protegida del polvo, viento y suciedad.
  • Rentable.
Ahorrará hasta un 30% en climatización frío/calor.
Alargará la vida de su fachada y de sus muebles de exterior.
  • Espacio.
Obtendrá una nueva estancia en su hogar.
Disfrutará de su terraza todo el año y en cualquier época.
  • Estética.
Le ofrecemos una amplia gama de colores y acabados, para que el producto se integre totalmente en su vivienda y su comunidad.
La cortina de cristal no afecta al aspecto exterior de la fachada, de hecho es el sistema de cerramiento mas aprobado por comunidades de vecinos y ayuntamientos.
  • Funcional.
Al abrirlo volverá a tener su terraza como antes, utilizando hasta un 97% del hueco. Al cerrarlo no perderá ni luz, ni vistas, debido a la ausencia de perfilería vertical.

Armarios de aluminio

Los armarios de aluminio son una excelente solución para exteriores, no se deterioran con el paso del tiempo ni las inclemencias metereológicas.

Realizamos armarios adaptados a sus medidas y necesidades, con puertas abatibles, correderas, de vidrio, de panel sándwich, etc.

En cualquier tipo de color y acabados interiores.
También nos hemos convertido en una de las más importantes empresas fabricantes, distribuidoras e instaladoras de:
  • Vallados y mamparas de separación.
  • Quitamiedos de ventanas.
  • Forrado de fachadas.
  • Puertas decorativas interior.
  • Mamparas de baño y ducha.
  • Porches.
  • Barandillas.
  • Vallados.
  • Cerramientos galerías.
  • Contraventanas.
Nos adaptamos a cualquier petición del cliente. Desde la realización de vallados de jardines, comunidades, urbanizaciones, etc., hasta mamparas de separación de galerías, oficinas, terrazas y viviendas unifamiliares.

Barandillas de terrazas, tendederos y quitamiedos en ventanas.

También realizamos forrados de fachadas en locales comerciales con chapa de aluminio y acero.

Consúltenos, recibirá atención personalizada.

Realizamos presupuestos gratuitos. Llámenos al teléfono:
976 351 679

Compartir